Ingredientes

para 4 personas

 

1 Conejo de 1,500 gr.,
Pimienta en grano,
sal,
1 butifarra cruda de 100 gr.,
tomillo,
30 Castañas crudas,
500 gr. de Cebollitas pequeñas,
100 gr. de Manteca de cerdo,
2 copas de vino rancio,
un poco de caldo de ave. Maceración:
1 zanahoria,
1 l. de vino tinto,
1 cebolla,
20 gr. de bayas de enebro,
1 puerro,
pimienta negra,
1 ramito compuesto ( laurel, tomillo, perejil).

Método

Cortar el conejo en trozos regulares y ponerlo en maceración con todos los ingredientes indicados, cortados en trozos y durante 24 horas. Hacer un pequeño corte de 1 cm. con la punta de un cuchillo en la piel de las castañas. Escaldarlas en Agua hirviendo y cocerlas 10 minutos, pelarlas rápidamente cuando aún estén calientes, saldrá fácilmente la primera piel y la segunda más fina. Luego hervirlas cubiertas de agua con una ramita de Apio durante 20 minutos; vigilar la cocción pues se deshacen con facilidad. Pasado el tiempo de maceración, escurrir bien el conejo y salpimentarlo. Derretir la manteca de cerdo en una cazuela de barro, añadir los trozos de conejo, cebollitas peladas y unos granos de pimienta negra. Mientras, en una sartén freír la butifarra en un poco de aceite, retirar la piel, desmenuzar la butifarra y añadirla a la cazuela, bañar con el vino rancio y un poco de caldo de ave. Dejar cocer poco a poco. Cuando el conejo le falten 10 minutos para estar listo, añadir las castañas ya preparadas. Dejar cocer hasta que el conejo esté en su punto. Comprobar el punto de sal y servir bien caliente en la misma cazuela.