INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

 

  • judía blanca, 300 gramos
  • punta de jamón, 1 unidad
  • tocino entreverado, 100 gramos
  • patata, 1 unidad
  • repollo pequeño, 1 unidad
  • costilla de cerdo, 150 gramos
  • morcilla de cebolla, 2 unidades
  • sal,  al gusto
  •  

    ELABORACIÓN

    Poner las judías en remojo la noche anterior. Ponerlas en una olla con agua fría y acercarla al fuego, cuando rompa a hervir, cambiar el agua por otra nueva y añadir el jamón, la costilla, el tocino y el chorizo. Cuando hierva, espumar. Dejar cocer las judías, la carne y el embutido durante 45 ó 50 minutos, a fuego suave.
    Mientras tanto, quitar las hojas exteriores más duras y el tallo, al repollo y cortarlo en tiras muy finas.
    Pasarlo por agua, dejar escurrir y agregar a la olla, remover y cocer a fuego lento durante media hora.
    Cortar las morcillas en rodajas gruesas y añadirlas junto con la patata pelada, lavada y troceada, a la olla. Proseguir la cocción durante 15 ó 20 minutos hasta que todo esté tierno y quede ligado. Servir en cazuela de barro caliente.