Etiquetas

, , , , , , , , , ,

El Día Internacional del Niño Africano se conmemora cada año el 16 de junio. Es una iniciativa que se celebra anualmente, en la que se expone la difícil situación a la que se exponen los niños de África así como la búsqueda de soluciones.

Origen

En este día se conmemora la marcha de estudiantes africanos de 1976 en Soweto (Sudáfrica), en el que los niños salieron a las calles para protestar contra una educación de mala calidad, exigir el respeto de su derecho a la enseñanza escolar en su propia lengua y manifestar su rechazo a seguir una enseñanza en lengua afrikaans, una de las lenguas habladas  por los blancos en Sudáfrica. Hubo cientos de niños abatidos en esta marcha que se sucedió durante 15 días de manifestaciones, durante las cuales, el régimen del apartheid produjo más de una centena de víctimas y más de un millar de personas resultaron heridas.

Para honrar la memoria de las víctimas y recordar la valentía de los manifestantes, cada 16 de junio se celebra el Día del Niño Africano desde 1991. En 2013, el tema se centraba en «Eliminar las prácticas sociales y culturales dañinas que afectan a los niños: nuestra responsabilidad colectiva». De hecho, las comunidades tratan de promover el cambio social y poner fin a las prácticas que, cada año, ponen en peligro la salud y la vida de cientos de miles de niños.

Entre las prácticas sociales y culturales denunciadas, las mutilaciones genitales femeninas o el hecho de acusar a los niños de brujería (pretexto corriente para expulsar a un niño de la familia) están profundamente integradas en la vida de ciertas comunidades. Ciertas prácticas como el matrimonio infantil, las «muertes por honor», el planchado de senos y el infanticidio femenino se suelen considerar aceptables, a pesar de su gravedad. El diálogo es una de las mejores soluciones para frenar estas prácticas tan nefastas, pues ha permitido observar una disminución de las víctimas afectadas por estos fenómenos.

El 1 de junio del año 1991, la Unión Africana proclama el Día Internacional del Niño Africano. Su proclamación se hizo para honrar a todas aquellas personas que han dado su vida en búsqueda de la libertad en Sudáfrica. La Unión Africana mediante esta celebración pretende llamar la atención a la población mundial sobre la difícil situación de los niños de África.

Temas

Cada año es elegido un tema que será sobre el que versarán todas las actividades desarrolladas para ese año. Los últimos temas del Día Internacional del Niño Africano han sido:

  • 2017:Acelerar la protección, el empoderamiento y la igualdad de oportunidades para los niños en África para el año 2030.
  • 2016: “Conflict and Crisis in Africa: Protecting all Children´s Rights”.
  • 2015: “25 Years after the Adoption of the African Children´s Charter: Accelerating our Collective Efforts to End Child Marriage in Africa”.
  • 2014: “Educación gratuita obligatoria y de calidad para todos los niños en África”.
  • 2013: “Eliminar las prácticas sociales y culturales dañinas que afectan a los niños: nuestra responsabilidad compartida”.
  • 2012: “Los derechos de los niños con discapacidades: el deber de proteger, respetar, promover y cumplir”.
  • 2011: “Todos juntos para actuar con urgencia a favor de los niños que viven en la calle”.

El Día Internacional del Niño Africano es una jornada llena de actividades a nivel mundial para dar a conocer la situación que viven los niños de África en unas situaciones difíciles y aportar soluciones para que los gobiernos y las instituciones se implican y realicen numerosos programas en beneficio de los niños africanos.

En muchas ciudades se realiza la recogida de dinero mediante diferentes actividades como conciertos, diferentes mercadillo, etc. Todo el dinero recaudado en estas y otras actividades similares son destinados a la mejora de las condiciones de vida de los niñas y niños africanos.

Además de colecta de dinero se suelen realizar recogida de juguetes por parte de los niños de todo el mundo para los niños africanos, recogida de libros, material didáctico y educativo, recogida de ropa, etc.

Es de vital importancia que las organizaciones y gobiernos de todo el mundo se impliquen en ayudar a las zonas más desfavorecidas de África y por ende la ayuda a todos los menores que viven en estas zonas.

Problemas

Los niños son siempre los más afectados por las situaciones extremas de pobreza y durante las emergencias y crisis humanitarias. Igualmente, son las principales víctimas de enfermedades que no tienen cura por ser endémicas de países donde las familias tienen pocas capacidades adquisitivas.
Los niños africanos son, entre los niños, los más vulnerables debido a la pobreza, corrupción y falta de oportunidades en sus países. Aquí pasamos datos concretos de la difícil realidad a la que se enfrentan millones de niños en África y sus principales problemas:

Niños víctimas de la pandemia en África

En África Subsahariana, aproximadamente 50 millones de niños han perdido a uno o ambos padres, casi 15 millones de ellos a causa del VIH/SIDA. Algunos se ven forzados a crecer solos, con poco o ningún apoyo de adultos que les cuiden. El número estimado de menores de 14 años que viven con VIH en África subsahariana es de 1,8 millones.

Zimbabue es uno de los peores lugares para nacer porque allí la pobreza se suma a las sequías y a las consecuencias que ha traído el VIH/SIDA. En este país, cada día mueren 3,000 personas como consecuencia de esta pandemia que afecta a 120.000 niños. Una de las caras más dramáticas es la de los niños que han perdido a uno o a los dos padres como consecuencia a esta enfermedad y que son, sin duda, los más vulnerables a la pobreza.

Desnutrición: una de las grandes causas de mortalidad infantil

La desnutrición infantil y la mala alimentación es uno de los problemas más graves que padece el continente africano. Es un hecho que la desnutrición afecta mortalmente a 6 millones de niños solamente en el lapso de un año. Los niños son los más vulnerables a la malnutrición y las enfermedades en este tipo de emergencias.

Los últimos datos publicados sobre la situación en la región del Sahel son alarmantes ya que alrededor 15 millones de personas necesitan ayuda alimentaria, tan solo en Níger y Malí suman 12 millones. De este número de personas un millón son niños que padecen malnutrición severa y dos millones más malnutrición moderada. Cada año mueren en el Sahel 645.000 niños, el 35% de estos fallecimientos está directamente vinculado a la malnutrición.

Mutilación genital femenina o ablación: una tradición en 28 países africanos

En pleno siglo XXI, la ablación se realiza en 28 países africanos, a pesar de que en 20 de ellos está penalizado. En total, se calcula, que más de 100 millones de mujeres han pasado por la mutilación genital. El 83% de las mujeres que pasan por la ablación necesitan algún tipo de tratamiento farmacológico para aliviar los efectos que conlleva la práctica. Pero en muchas áreas donde se practica la ablación el acceso a la salud, la medicación y profesionales capacitados es limitado, por lo que muchas veces las mujeres y las niñas sufren en silencio y soledad.

En Malí 9 de cada 10 mujeres son sometidas a la ablación o mutilación genital femenina, es uno de los países de África donde más se realiza y es justo allí donde hace poco comenzamos un proyecto especial para evitar que más niñas sufran las consecuencias de esta práctica. Os contamos nuestro trabajo.

Mortalidad infantil en África

Alrededor de 29.000 niños y niñas menores de cinco años- 21 por minuto- mueren todos los días. Más de un 70% de los casi 11 millones de muertes infantiles que se producen todos los años se deben a seis causas: la diarrea, el paludismo, las infecciones neonatales, la neumonía, el parto prematuro o la falta de oxígeno al nacer. Estas muertes se producen sobre todo en el mundo en desarrollo. Un niño de Etiopía tiene 30 veces más probabilidades de morir al cumplir cinco años que un niño de Europa occidental. Dos terceras partes de las muertes infantiles ocurren en solamente 10 países.

Y la mayoría se pueden evitar. Algunas de estas muertes se deben a enfermedades como el sarampión, el paludismo o el tétanos. Otras son el resultado indirecto de la marginación, los conflictos y el VIH/SIDA. La desnutrición y la falta de agua potable y saneamiento contribuyen a la mitad de todas estas muertes infantiles. Las investigaciones y la experiencia indican que 6 millones de los casi 11 millones de niños y niñas que mueren todos los años podrían salvar la vida gracias a medidas sencillas como: vacunas, antibióticos, suplementos de micronutrientes, mosquiteras tratados con insecticida y una mejora de las prácticas de atención familiar y lactancia materna.

Malaria: uno de los grandes enemigos de los niños en África

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) alrededor del 124 millones de personas en África viven en áreas de alto riesgo de malaria y son los niños los más vulnerables a sus efectos (cada segundo muere un niño como consecuencia de esta enfermedad). La malaria está estrechamente relacionada con la pobreza, porque son las familias con menos recursos económicos las que menos posibilidades tienen de adquirir mosquiteras y, por tanto, de prevenir la picadura del mosquito que transmite la enfermedad.

El 90% de los casos de muerte por malaria se presentan en África. Esta enfermedad tiene un impacto negativo tanto en el futuro de millones de niños como en la economía del continente. Sin embargo, la mayoría de las muertes por malaria son prevenibles si se utilizan las mosquiteras y se proporcionan a las mujeres embarazadas los medicamentos necesarios. En 2011, se estima que hubo 216 millones de casos de malaria en el mundo, de ellos 655.000 murieron. En Malí, el 62% de todas las muertes y el 68%de los fallecimientos de niños menores de cinco años fueron debido a la malaria.

Con soluciones sencillas como entregar mosquiteras, completar el esquema de vacunación de los niños o proporcionar atención médica durante el parto, podemos hacer a que muchos niños cumplan su sueño de llegar a ser mayores.