Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Asamblea General de Naciones Unidas proclamó para el 17 de junio el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, con el objetivo de fomentar la conciencia pública sobre el tema, así como también la puesta en acción de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, en aquellos países afectados ya sea por graves sequías, por desertificación, o por ambas, en particular en África.

La desertificación afecta a más de 110 países y cada año se pierden 6 millones de hectáreas de tierra productiva. En España se estima que el 40% del suelo está amenazado por los procesos de desertificación.
Entre los principales factores que desencadenan esta situación se encuentran la explotación insostenible de los recursos hídricos, la contaminación química, la salinización y el agotamiento de los acuíferos, pérdidas de la cubierta vegetal a causa de repetidos incendios forestales, concentración de la actividad económica en las zonas costeras como resultado del crecimiento urbano, las actividades industriales, el turismo de masas y la agricultura de regadío.

La desertificación es la degradación de la tierra en las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas. Está causada fundamentalmente por la actividad humana y las variaciones climáticas.

Este proceso no hace referencia al avance de los desiertos existentes. La desertificación se debe a la vulnerabilidad de los ecosistemas de zonas secas, que cubren un tercio de la superficie del planeta, a sobrexplotación y el uso inadecuado de la tierra. La pobreza, la inestabilidad política, la deforestación, el sobrepastoreo y malas prácticas de riego afectan negativamente a la productividad del suelo.

Los efectos de la desertificación los sufren directamente unos 250 millones de personas, mientras que unos 1000 millones se encuentran en zonas de riesgo repartidas en más de cien países. Entre ellos se encuentran las personas más pobres, marginadas y sin representación política.

Cada 17 de junio celebramos el Día Mundial para Combatir la Desertificación y la Sequía con el fin de concienciar acerca de las iniciativas internacionales para combatir estos fenómenos. Esta fecha nos brinda una oportunidad única para recordar que se puede neutralizar la degradación de las tierras mediante la búsqueda de soluciones, con una firme participación de la comunidad y cooperación a todos los niveles.

La degradación de la tierra y la migración

La celebración de este año analiza la relación entre la degradación de la tierra y la migración. Entre otras, la degradación medioambiental, la inseguridad alimentaria y la pobreza son causas de la migración y de las dificultades para el desarrollo.

En tan solo 15 años, de 2000 a 2015, el número de migrantes en el mundo ha aumentado de 173 a 244 millones.

El objetivo es fortalecer la resiliencia de las comunidades frente a las múltiples dificultades del desarrollo mediante la gestión sostenible de la tierra. Este día nos debe recordar a todos la importancia del suelo en la producción de alimentos y generación de empleo, así como su contribución a la sostenibilidad, estabilidad y seguridad de las zonas afectadas por la desertificación.

La capital de Burkina Faso, Uagadugú, alberga este año la celebración mundial del Día Mundial para Combatir la Desertificación y la Sequía.

La desertificación y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible N1529193 afirma que «estamos decididos a proteger el planeta contra la degradación, incluso mediante el consumo y la producción sostenibles, la gestión sostenible de sus recursos naturales y medidas urgentes para hacer frente al cambio climático, de manera que pueda satisfacer las necesidades de las generaciones presentes y futuras». Específicamente, el Objetivo 15 recoge nuestra determinación a detener y revertir la degradación de la tierra

Hechos y cifras

  • Según el informe GEO 4 , unos 2.000 millones de personas dependen de los ecosistemas en las zonas secas y el 90% de ellas vive en los países en desarrollo.
  • A nivel mundial, más del 30% del total de los suelos es árido, y de éste, el 30% está degradado y es especialmente susceptible a la desertificación.
  • Anualmente, a nivel mundial se pierden entre 20.000 y 50.000 kilómetros cuadrados de tierras, especialmente debido a la erosión del suelo.
  • En todo el continente africano, las tierras áridas que son vulnerables a la desertificación o afectadas por ésta ocupan prácticamente el 43% de la región.
  • Se ha previsto que para 2025 se perderán las dos terceras partes de las tierras cultivables en África.
  • Actualmente la degradación del suelo está provocando la pérdida de un promedio de más del 3% anual del producto interno bruto derivado de la agricultura en el África al sur del Sáhara.
  • Más de la mitad de las tierras de cultivo de África quedarán fuera de uso para el año 2050, y la región sólo alcanzaría a alimentar al 25% de su población en 2025

Temas

Cada año es elegido un tema sobre el que girarán todas las actividades de la lucha contra la desertificación y la sequía. Los temas de los últimos años han sido los siguientes:

  • 2017:”La degradación de la tierra y la migración.”
  • 2016: “Cooperación inclusiva para lograr neutralizar la degradación de la tierra”.
  • 2015: “Lograr la seguridad alimentaria para todos a través de sistemas alimentarios sostenibles”.
  • 2014: “La Tierra pertenece al futuro, protejámosla del cambio climático”.
  • 2013: “No dejes que nuestro futuro se seque”.
  • 2012: “Los suelos saludables sostienen tu vida: evitemos la degradación de la tierra”.
  • 2011: “Los bosques conservan las zonas áridas”.
  • 2010: “Mejorar los suelos en un lugar mejora la vida en todas partes”.
  • 2009: “Conservar la tierra y el agua = asegurar nuestro futuro compartido”.
  • 2008: “Combatir la degradación de la tierra por una agricultura sostenible”.
  • 2007: “La desertificación y el cambio climático: un reto mundial”.

Desertificación

La desertificación es un proceso de degradación ecológica que afecta al suelo fértil y productivo de forma total o parcial. Se trata de una destrucción de su cubierta vegetal, de la erosión del suelo y de la falta de agua.
El ser humano es uno de los factores que favorece e incrementa este proceso como consecuencia de entre otros problemas la deforestación y el pastoreo excesivo.

Según las cifras del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el 35 % de la superficie de los continentes que forman el planeta tierra son áreas desérticas. Las mayores zonas desérticas del planeta son:

  • Italia.
  • África.
  • Túnez.
  • España.
  • Argentina.
  • Madagascar.

Sequía

La sequía consiste en niveles del agua por debajo de los requerimientos estadísticos de un área geográfica. La principal causa de la sequía es la falta de precipitaciones así como la desigualdad entre la disponibilidad natural de agua y las demandas naturales de agua